¡EJERCITA LA FUENTE ETERNA DE LA LUBRICACIÓN!

Para empezar… ¿Son un juguete? En realidad no, no generan placer sexual directo (pero después ni te cuento…) No dudo que te puedas poner creativa y soltar la imaginación, pero su fin principal no es ese. Aunque hoy ya encontramos muchas que incluyen vibración y miles de velocidades, aquí hablaremos de cuál es el propósito de las bolas chinas originales, que si quieres saber un dato curioso no son de China ¡Son de Japón! Por eso también se le conoce como Bolas Geisha, ¿Qué te parece?

Al hablar de las bolas Geisha tenemos que mencionar el suelo pélvico ¿sabes qué es? Es el suelo que sostiene el aparato digestivo, urinario y reproductor. Para ubicarlo, intenta retener el pis cuando vayas a orinar; los músculos que te permiten hacer esto, son tu musculatura pélvica. De hecho, 1 de cada 3 personas sufren de suelo pélvico debilitado. ¡Es aquí donde la magia de las bolas Kegel entra! Existen muchos ejercicios para fortalecer el suelo pélvico, pero uno que lleva tiempo siendo usado (y comprobado), son estas pequeñas bolitas. 

Normalmente son 2 bolitas de silicón atadas por un cordón que en su interior están huecas y contienen adentro otra bolita más pequeña, como un cascabel. La vibración que produce el choque de la bolita interior en las bolas chinas contra las paredes de la vagina provoca una contracción involuntaria y continua de los músculos que la rodean, aumentando la circulación sanguínea, la lubricación y el tono muscular. Existen muchos tipos de bolas chinas. Como dijimos al principio hay con vibración, sin vibración, algunas de 2 bolas otras únicamente de 1. Y también varían en peso, porque como dijimos esto no es placer, es un ejercicio que nos va a ayudar entre otras cosas a obtener más placer. Se ponen aproximadamente en el sitio donde se colocaría un tapón, procurando que el cordón sobresalga ligeramente de la vagina para facilitar su extracción.

Guía practica sobre las bolas Geisha

Se recomienda el uso de un poco de lubricante de base acuosa, nunca a base de silicona, esto es muy importante. Una vez colocadas, si es la primera vez que las usas, puedes mantenerte acostada y con el mismo movimiento que se vaya haciendo en la cama estarás ejercitando tu pelvis. Es super importante recordar que hay que contraer la pelvis, no los glúteos, ni el abdomen, la pelvis. Ya teniendo un poco más de práctica, podemos ponernos de pie y generar mayor movimiento al caminar. Su mecanismo hace que las paredes vaginales y los músculos que la rodean aumenten su tonicidad, lubricación e irrigación sanguínea. Sólo colocándolas y manteniéndose mientras estamos en movimiento ya estaremos trabajando nuestro suelo pélvico. ¡Maravilloso! ¡¿No?!

Aquí te dejamos  los beneficios de fortalecer tu suelo pélvico con las bolas Kegel ¡Te sorprenderás!: 

  • Previenes la incontinencia urinaria e infecciones vaginales.
  • Mejoras tu vida sexual haciendo que las sensaciones de la penetración sean mucho más intensas.
  • Al mejorar tu vida sexual, también avivas el deseo sexual.
  • Aumentas la lubricación vaginal de forma natural.
  • La lubricación natural hace que tus relaciones sexuales mejoren.
  • El placer en tus relaciones sexuales se dispara. Al fortalecer los músculos pélvicos, podrás ejercer mayor presión sobre el pene o juguete que estés utilizando, siendo así el roce y sensaciones mucho mayores.
  • Ejercitando la musculatura pélvica, adquieres más autocontrol y se puede hacer más o menos presión dependiendo lo que desees, sobre el pene de tu pareja durante el acto sexual, aumentando así el placer de ambos.

Por eso siempre es importante que consultes esto con un profesional de la salud, tanto si es adecuado que las uses, cuál el peso recomendado y los ejercicios que puedes realizar. Algunas personas que sufren de suelo pélvico débil y usan bolas chinas con un peso mayor a lo que pueden resistir podrían lastimarse y ¡eso no lo queremos ni tantito!

Una vez que ya te haya valorado un profesional de la salud y sepas el estado actual de tu musculatura y el objetivo que quieres lograr, deberás usar un tipo de ejercitador con un peso y tamaño determinados. Los tamaños suelen estar entre 2.5 cm y 3.5 cm de diámetro. Los más pequeños están pensados para aquellas personas que no han dado a luz o que personalmente lo prefieren así por comodidad. Los músculos del suelo pélvico se contraerán al tratar de mantener las bolas en el interior de la vagina. La intensidad del ejercicio dependerá de la postura en la que lo realices y del peso de las bolas.

Guía practica bolas Geisha

Normalmente, se suele empezar por 10-15 minutos diarios, si puedes lograr mantenerlas en su sitio, para ir aumentando progresivamente hasta llegar a dos o tres horas diarias, pero recuerden que todo en exceso es malo… Siempre que seas constante en tu rutina de hacer los ejercicios con tus bolas chinas unos 15-30 minutos diarios, deberías empezar a notar sus beneficios en menos de un mes, y te garantizamos que son muuuuy placenteros. ¡Encuéntralas aquí, en PepinoMío!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *