SE ME BAJA CON EL CONDÓN

¿ENEMIGO DE LA ERECCIÓN?

Pasa que de repente te encuentras en el faje, la calentura está al mil por ciento, las prendas están volando, tu playlist para coshar está sonando y llega el momento de la verdad. La penetración. Sacas el condón y abres su envoltura, pero cuando vas a ponértelo descubres el horror:  tu erección parece haberse esfumado y no tienes ni idea porque.

Posiblemente podrías estar experimentando frustración y vergüenza ya que casi siempre los hombres cuando pierden su erección lo sienten como algo humillante por un tema virilidad y orgullo de macho. Pero también frustrante, porque la calentura sigue ahí, pero la erección ya no.

Cuando nos vamos a poner el condón es probable que la alerta de desempeño se prenda, dejas de atender la estimulación erótica y pum. Concentrarte en la frustración y la vergüenza no sirve de nada, ya que la raíz de todo pueden ser  algunos factores emocionales, psicológicos o físicos.

Pero entonces, ¿a dónde se fue mi erección? Estas son algunas razones de por qué el condón no siempre es el mejor aliado para los hombre:

  • Falta de costumbre.
  • No saber usarlo.
  • Modelo de condón no adecuado.
  • Miedo a perder la erección.
  • Ansiedad por desempeño.
  • Alcohol y drogas (impacta en la respuesta de excitación).
  • Asociar el condón con menos placer.
  • Presión para tener relaciones sexuales.
  • Culpas y miedos e inseguridades.

Ok, entonces pueden ser mil razones por las cuales el condón u mi pene no se están llevando del todo bien, pero ¡¿Ahora qué?!

  • RE-LA-JA-TE.
  • Hay una infinidad de modelos de condón, elige uno con el que te sientas más cómodo. Normalmente los que son tan delgados como el aire y te hacen sentir mas, ayudan bastante.
  • Práctica ponerlo adecuadamente, naturalicemos esta escena como parte del encuentro.(Aunque nunca veamos a un actor porno ponerselo).
  • Continúa con el contacto corporal  y piensa en algo que te recuerde que estás excitado.
  • Si es la otra persona quien te lo está poniendo no te quedes mirando a ver si “sí se puede”. 
  • No te frustres, si se dispara la ansiedad cambia el chip y vuelve a intentarlo cuando estés más relajado.

Si tienes pérdida de la erección por otras cuestiones fisiológicas, es mejor consultar con un médico para que te dé el tratamiento adecuado.

Y recuerda, perder la erección al momento de ponerte un condón no es excusa para insistirle a tu pareja para que no lo usen. Tu ansiedad no es justificación para poner en riesgo a nadie.

Ninguna cogida del mundo vale para arriesgar tu salud o la de otra persona.

#VibraLibre 💚

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *