GUÍA BÁSICA DE SEXTING

¡Bienvenidos Pepinxs a un jueves más de blog! Aprovechando que en algunos Estados de la República Mexicana como Jalisco y Quintana Roo se acaba de aprobar la “Ley Olimpia” (ya son 19 Estados donde está aprobada esta ley), la cual reconoce la violencia digital y sanciona los delitos que violen la intimidad sexual (difusión de packs/nudes), queremos aprovechar para hablar del Sexting y las Nudes.

En esta época en la que puedes hacer prácticamente todo a través de Internet y, por ende, desde el celular, tontear a través de mensajes subidos de tono (o ‘sexting’) se ha vuelto una práctica muy excitante. Por esto y por si eres de lxs que disfruta con esta experiencia, hemos preparado una guía básica con consejos a considerar al practicar el sexting:

Todos lo hemos escuchado o practicado. Buscamos este recurso para subir la temperatura con algún conocido o con nuestras parejas. Las famosas frases “send nudes” o “pasame el pack” ya son parte de nuestra jerga habitual, sin embargo tenemos que detenernos un momento antes de practicarlo porque lo importante aquí no es quien las envía si no quien las recibe.

Sexting, ¿Un arma de doble filo?

El Sexting es básicamente la transmisión de fotos o videos con contenido sexual y explícito por alguna red social como son Instagram, Whatsapp o Facebook Messenger, ya sea con o sin autorización de quien los coloca en el medio.. 

Las razones por las que se hace esta actividad son muy variadas: van desde una iniciativa personal hasta incentivos externos como comprar fotos de pies (si, a esta altura ya creo que todos saben que esto existe). Pero lo que une a todas estas razones es el desconocimiento de las consecuencias de enviar un contenido íntimo mediante un dispositivo tecnológico.

El problema viene cuando la persona que recibe una fotografía o video de alguien (Sexting Pasivo), la hace publica o difunde entre sus conocidos y personas cercanas y estas, hacen lo mismo. Esto desgraciadamente es demasiado común y sobre todo con adolescentes, ocasionando que la persona que envió el contenido (Sexting activo) sufra de Cyberbullying y humillación por parte de la sociedad. O en otro escenario que el Sexting Pasivo amenace con hacer públicas las fotos si no hacemos “x” cosa. Chantaje en toda su expresión.

Esto es preocupante porque las nudes se respetan, o no hay nudes. Son un regalo, no un trofeo. Los problemas que puede ocasionar hacer públicas nuestras fotos son muy graves en realidad.

Podemos hablar horas sobre todos las consecuencias (grooming, extorsión, ciberbullying, etc.) que puede ocasionar el que nos expongan de esta manera ante la sociedad, pero nosotros queremos enfocarnos en otra cosa.

Creemos que el Sexting es una práctica bonita que ayuda a levantar los ánimos y la temperatura, que ayuda a aumentar la confianza y crear una relación más fuerte con la pareja, por eso no queremos acabar este blog diciendo lo malo que es.

Tenemos que ser conscientes que lleva un riesgo, pero si lo hacemos correctamente el riesgo es mínimo. Por eso mismo te queremos compartir algunos tips para hacer Sexting de la manera más segura posible.

Sexting Seguro

  1. Primero lo más importante, es con quién lo vamos a practicar. Obviamente esto debe ya estar claro pero si queremos hacerlo, debemos hacerlo con alguien que nos de confianza o que creamos que no nos va a jugar sucio más adelante. ¡NUNCA CON EXTRAÑOS!

  1. No te desnudes antes de tiempo. Primero estudia el terreno, puede que si la persona o sexting pasivo no está acostumbrado a esto se lleve una sorpresa no tan agradable si ve una foto de tu pene o de tus pechos mientras está en una junta. Comienza siempre con alguna insinuación o frase seductora y si ves que la plática va agarrando más calor, entonces vamos por buen camino. 

  1. Es mejor practicarlo después de la primera vez. Te recomendamos que lo practiques con alguien con quien ya hayas tenido un encuentro sexual. Así aseguras que es alguien de confianza, alguien que te conoce, qué te desea y que sabes como llegarle. Siempre el sexting con alguien que ya estuvo con nosotrxs es mucho más intenso y sobre todo, deja el ambiente listo para la próxima vez que se vean.

  1. La imaginación como siempre, es poderosa. Describe cada momento o encuentro que te gustaría materializar con esta persona de la forma más erótica y gráfica posible. Eso sí, céntrate sobre todo en decir cosas que realmente te gustaría hacer. Normalmente, tenemos menos miedo de decir lo que pensamos o lo que sentimos si no tenemos a la otra persona delante. Esta puede ser la oportunidad perfecta de contarle tus fantasías sin que vea cómo te sonrojas.

  1. No uses emojis. Una buena recomendación para cuando vayas a hacer sexting es que te mantengas alejadx de los emojis. En este caso, son mucho más efectivos los puntos suspensivos o una foto nuestra.

  1. El sexting es de dos, no solo de nosotrxs. Debes decir si estás excitadx por la conversación que están sosteniendo o imaginando lo que harán cuando se encuentren. Una de las cosas que hacen exitar a una persona es saber que te estás prendiendo pensando en lo que están escribiendo. Piensa en las cosas que a al otro le gustaría hacer o que le hicieras y escríbelas. Eso sí, cosas con las que tú también estés cómodx.

  1. Diversión y Placer. Lo más sexi que puede tener una pareja es la complicidad y la capacidad de divertirse juntos. El sexting, como tantas otras cosas, tiene que tener esa misma finalidad: que los dos disfruten y que la relación se fortalezca.

Si a ambos les divierte, prueben con algún mensaje mientras están con amigos o familia, o cuando sepas que tu pareja está en el trabajo. La picardía aquí no tiene límite.

  1. Las fotos como último recurso. Si ya vimos que la plática va fluida, que se están entendiendo perfecto y sobre todo que la temperatura ya subió, podemos pasar a las fotos. Pero ten cuidado, no envíes cualquier foto. Esto obviamente depende de con quién estamos hablando, puede ser nuestra pareja de hace años o alguien con quien hemos tenido algún encuentro sexual. Cambia mucho la cosa dependiendo de quién es. 

Pero algo muy básico que podemos usar  al principio es evitar que se vea tu cara, tatuajes o cualquier marca de nacimiento que te pueda identificar fácilmente. También algo que ayuda mucho es poner una marca de agua en la foto para saber a quien se la enviaste y que esta persona sepa que esa foto con esa marca de agua es únicamente de esa persona, por si se llega a difundir.

Y sobre todo, usa aplicaciones que permitan ver únicamente la foto una vez como Telegram o Instagram.

Claro, todos estos consejos dependen de con quien lo vayamos a practicar. Si existe la confianza y apertura con nuestra pareja o amigx, no será necesario tanto rollo para enviar una foto, pero de lo contrario si te recomendamos practicar estos tips.

Entonces, ¿Es bueno o malo?

Como ven Pepinxs, el sexting puede ser tanto algo malo como bueno,  para nosotros todo depende con quien y como lo realicemos. Lo que quisieramos dejar en claro con este blog es que no todo es blanco o negro. No queremos limitar nuestro criterio a decir que es algo peligroso sino que sabemos que en algún momento podemos estar practicándolo como algo muy habitual sin saber las consecuencias que esto implica. De hecho, ya es tan común que existen leyes como la “Ley Olimpia” para regular este tipo de prácticas. Queremos dar las herramientas para poder practicarlo de una manera sana y segura    de manera que si se hace bien, nos puede ayudar a tener una mejor experiencia sexual con la persona, a sentirnos más empoderadxs con nuestro cuerpo y sobre todo a hacer volar la imaginación y crear una mejor confianza con nuestra pareja o la persona con la que lo practiquemos.

Y recuerda, las nudes no se piden, se ganan.

¿Y tú qué opinas? ¿Lo has practicado? ¿Te ha tocado una mala experiencia? ¿Te animarías a probarlo sabiendo estos tips?

#VibraLibre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *